Activos digitales: carta de presentación de tu negocio

Los activos digitales cada vez toman más fuerza y relevancia, pues representan lo que cada compañía tiene y son fundamentales para sus operaciones comerciales y su valor financiero, ya que su propósito es ayudar a generar ingresos y beneficios. Además, también podemos verlos como una extensión de la  identidad del negocio y como una pieza clave en la estrategia de marca  y en la gestión de las relaciones con el público objetivo.  

Es por esto y que sin importar cuáles sean los activos que tengas, aprendas a sacarles el mayor provecho para que puedan ofrecerte los mejores beneficios y se conviertan en tu mejor carta de presentación.   

¿Cuáles son los activos digitales que puede tener un negocio? 

Los activos digitales pueden variar dependiendo del tipo de negocio y de la estrategia que utilices. Algunos de los más comunes son:  

Sitio web

Este es uno de los activos digitales más importante que puede tener un negocio, ya que es el equivalente en línea de una tienda física. En él puedes alojar un E-Commerce, un blog, una página de inicio informativa o una plataforma de servicios.

A menudo es la primera impresión que los clientes y usuarios tienen y es la primera fuente de información, ya que a través de él pueden conocer la historia, los productos y/o servicios, casos de éxito, clientes, testimonios, contenido de valor relacionados con el sector, lugares en los que tienes presencia y demás.

Leer más  Omnicanalidad: ¿qué es y cómo aplicarlo? 

Es indispensable que el sitio web de tu negocio tenga un diseño atractivo y una navegación intuitiva, redacción de contenidos sobre temas de interés para tu audiencia, optimización de motores de búsqueda para asegurar que el sitio sea fácil de descubrir en lugares como Google, así como páginas de destino y llamadas a la acción que son cruciales para guiar a los usuarios hacia la conversión. 

Redes sociales

Plataformas como Facebook, Youtube, WhatsApp, Instagram, LinkedIn y TikTok son perfectas para conectarte con tu audiencia, promocionar productos, participar en conversaciones relevantes y construir relaciones comerciales permanentes en el tiempo. Sin embargo, es importante tener presente que cada una tiene sus características propias y un tipo de público diferente, por ello, antes de aventurarte a tener presencia en todas, debes evaluar cuáles son las más acordes dependiendo de tu tipo de negocio y, así mismo, adaptar una estrategia acorde a cada red social, si decides estar en más de una.  

Correo electrónico y lista de suscriptores

El email sigue siendo una herramienta valiosa y un activo poderoso para cualquier compañía, pues te permite llegar a una audiencia comprometida y segmentada, a través de boletines informativos donde les puedes contar sobre lo que pasa en tu negocio: novedades, promociones, contenido nuevo en el blog, el lanzamiento de un producto o servicio.  

Contenido

Este es uno de los activos digitales más importantes para cualquier compañía pues está presente en tu sitio web, en las redes sociales, en los emails, en las campañas de posicionamiento SEO y SEM, entre otras plataformas de comunicación y ventas. 

La creación de contenido te sirve para educar, entretener, informar, comprometer a tu público y la forma como lo puedes presentar es muy versátil. Este puede tomar muchas formas: blog, videos, infografías, podcast. Tú eliges el formato con el que te sientas cómodo, el que más consuma tu público y el que se adapte a la estrategia de tu marca.  

Leer más  Estos son los 8 mejores software de business inteligence

Datos y analíticas

Te permiten conocer mejor a tu audiencia y sus necesidades, medir el rendimiento de las campañas, entender las tendencias y tomar decisiones informadas. Algunos de ellos pueden ser: Seguimiento de visitantes, analíticas de redes sociales, análisis de campañas, investigación de mercados, entre otros.  

Propiedad intelectual

En esta categoría podemos mencionar activos intangibles que son el resultado de la creatividad, el ingenio y la innovación, representan creaciones o productos de la mente y suelen estar protegidos por las leyes de propiedad intelectual para garantizar los derechos de los creadores.  Entre ellos están: patentes, marcas registradas, derechos de autor, diseños industriales, derechos de publicidad, secretos comerciales, entre otros.  

Ten en cuenta

La lista de activos digitales continua, es amplia, y como te comentamos en un principio, esta depende de tu estrategia de marca y del tipo de negocio que tengas. Por ello, debes evaluar cuáles son los más relevantes, aprender a sacarles el mayor provecho, utilizarlas de la mejor forma y velar por su protección para evitar amenazas potenciales.  

Y si necesitas asesoria para su administración, en ROISense podemos ayudarte. Tenemos presencia a nivel internacional y la experiencia para hacerlo. Escríbenos para trabajar de la mano.

TE PUEDE INTERESAR
CDP Vs. DMP: ¿qué son y cuáles son sus diferencias? 

¿Sabes qué es CDP y DMP? ¿Conoces sus principales diferencias? En ROISense te las contamos.

WhatsApp Business: ¿por qué utilizarlo para tu negocio?

¿Necesitas una herramienta de comunicación para tu negocio? Descubre WhatsApp Business, la aplicación líder en Seguir leyendo >

Comments are closed.